Resumen el hombre en busca de sentido

Viktor Frankl Autor , Comité de traducción al español Traducido por. Título original: Clase de producto: Herder Editorial. Idioma original: Añadir a la cesta. Península y Baleares: Le agradeceremos se ponga en contacto con nosotros para facilitarle la información. Palabras claves.

Karl Jaspers. Otros libros del autor. Epub Sincronización en Birkenwald Viktor Frankl. Epub 7.

Epub 8. La voluntad de sentido Viktor Frankl.

Menú de navegación

La psicoterapia al alcance de todos Viktor Frankl. Epub 9. Ante el vacío existencial Viktor Frankl. Otros libros relacionados. El hombre en busca de sentido Viktor Frankl. Dicho oficial mandaba a la izquierda a los enfermos e incapaces de trabajar y a la derecha a trabajos forzados. El noventa por ciento del grupo donde venía Viktor Frankl , murió en un puñado de horas. Frankl dedujo que todos los libros que había leído le habían mentido por el lamentable estado con que se encontró a semejantes que contrariaban los límites humanos.

Parte primera: Un psicólogo en un campo de concentración

Después enumera una serie de cosas que llegaron a soportar. Las reacciones continuaron en evolución: Por otro lado, tampoco tenía mucho objeto suicidarse; las expectativas de vida eran escasas. La primera fase del shock es que el prisionero no le teme a la muerte. Una especie de muerte emocional se apoderó del campo con rapidez, una apatía se extendía con la velocidad de una plaga.

Añoranza y repugnancia se experimentaba día con día. La segunda fase que experimentaba un interno era una gradual muerte de los sentidos. La muerte hacía sus rondas de manera permanente, cuenta el prisionero La indispensable insensibilidad requerida para sobrevivir a un campo se germinaba de los horrores del mismo. Un necesario caparazón protegía a los presos de su realidad inmediata. Viktor Frankl fue trasladado de Auschwitz a Dachau, cruza Viena y por ironías del destino pasa exactamente por su hogar: Había dos temas principales de conversación: Su recuerdo lo llevó a la siguiente reflexión: No importa el fétido olor a su alrededor, tampoco que el estómago se encuentre vacío y la piel a la intemperie.

Ante el desolador panorama, el prisionero Viktor Frankl, soportó lo indecible invocando y evocando a su esposa, no importaba saber si estaba viva o muerta pues no cambiaba en nada su sentir por ella. La contemplación de la belleza tenía sin duda cualidades estrechamente relacionadas con la felicidad. La suerte del doctor Frankl dio un nuevo giro cuando aceptó el consejo de un colega y se enlistó de voluntario a un campo de enfermos de tifus. La evacuación de los prisioneros parecieran confirmar tal noticia. Un segundo plan de escape es fraguado durante la confusión pero esta vez, fueron detenidos por delegados de la Cruz Roja.

Luego de elaborar el perfil de un prisionero en un campo de concentración, se podría afirmar que el ser humano esta influido directamente por su entorno y que su conducta por lo tanto, se adecua a un conjunto de pautas. Sin embargo, el Dr. Frankl incorpora un nuevo elemento que considera importante: El hombre, considera el prisionero Uno decidía finalmente si se sometía o no.

click here

Psicología

De lo contrario, todo este sufrimiento carece entonces de sentido. Y sí éste carece de sentido, entonces tampoco tiene sentido sobrevivir pues la vida dependería de la casualidad y una vida que depende de la casualidad y no de las decisiones no vale la pena ser vivida. Para el Dr. Frankl, su estancia en un campo de concentración representó un desafío que enriqueció su vida interna, la otra opción era dejarse llevar y vegetar como hicieron la mayoría de los prisioneros.

El hombre en busca de Sentido de Víktor Frankl

Nuestra actitud ante la vida necesita un cambio radical, no importa en realidad que no esperemos nada de la vida, lo relevante es pensar qué espera la vida de nosotros. Vivir, anota Viktor Frankl, significa asumir la responsabilidad de encontrar la respuesta correcta a los problemas que ello plantea y cumplir las tareas que la vida asigna continuamente a cada individuo. Paradójicamente, nadie se encontraba loco de alegría el día de la liberación. No podía ser creída por nadie, aquella palabra se había repetido tanto, se había anhelado con tanto esmero que había perdido todo significado.

Algo se había perdido en el campo y era la capacidad de alegrarse, no había otro camino que aprenderla de nuevo. Todo parecía irreal e improbable como un sueño. Nadie se podía tomar en serio que eran libres al fin: Cuantos sueños no nos habían engañado. Se tenía que pensar en el porvenir, para hacer reaccionar al espíritu que se había sumido en un letargo profundo.

Reseña: El Hombre en Busca de Sentido | Por Viktor Frankl | Yo++

Aquí se pueden ver prisioneros que empiezan a morir de manera emocional, ya no reaccionan a la maldad que los rodea y ha dejado de horrorizarle la inhumanidad de sus captores, una fase de apatía generalizada. La necesidad de hablar de su familia, de imaginarla, soñarla y hasta hablarle a la persona amada quitaba un poco lo insoportable de la situación. La mente permitía un escape de tanta maldad. Como esas pequeñas cosas le arrebatan del lugar tan despreciable en el que estaban contra su voluntad.

EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO-VICTOR FRANKL-RESEÑA ANIMADA

Frankl tuvo la oportunidad de escapar, pero decidio mandar sobre su destino permaneció en el campo de concentración y cuidó de sus pacientes. Luego de una segunda fase que nos lleva la liberación de los prisioneros, este entra en una etapa de despersonalización.


  • El hombre en busca de sentido - Wikipedia, la enciclopedia libre?
  • un hombre soltero gnula!
  • El hombre en busca del sentido - Resúmenes de Libros.
  • chico buscando chico?

Simplemente no se puede creer lo que esta ocurriendo y todo ha perdido el color. Prisioneros que añoraban su libertad, pero cuando la tuvieron simplemente no sentían felicidad. El daño, la deshumanización y las vejaciones penetraron el ser humano y volver a lo que eran parecía imposible. Frankl en este punto nos habla de una reinserción a la sociedad dura y difícil, sobre todo para aquellos que simplemente la guerra despojo de todo. El autor desde un principio aclara que, El Hombre en busca de sentido no es otro relato sobre la segunda guerra mundial y los horrores sometidos al pueblo judío por los Nazis, sino un libro que busca desentrañar el pensamiento de un hombre que lo pierde todo y que aun así tiene esperanza de vivir.

No se profundiza en los hechos tan oscuros y macabros que ocurrieron, ya de eso se ha hablado muchísimo, pero lo que Frankl rescata es tan poco explorado que captura al lector; el autor simplemente explica como alguien al que le han quitado todo aun consigue las fuerzas para soñar, vivir y hasta como mantiene su dignidad y su espíritu integro al encontrarle sentido a su sufrimiento.

Hay momentos en los que te indignas, otros en los que te cautiva, unos en los que lloras, pero sobre todos hay momentos en los que te pones en los zapatos del prisionero y siente la emoción descrita por el autor tan vívidamente, que es sencillo comprender lo que te desea explicar. Un libro recomendado no sólo para los amantes de la psicología, sino para aquellas personas con el alma sensible para entender desde un punto de vista tan personal una experiencia tan conmovedora. Ingresa tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de post recientes.

Tu dirección de correo electrónico. Viktor Frankl Te has preguntado como una persona puede soportar: El hombre en busca de sentido, detalles técnicos El hombre en busca de sentido es una obra literaria del tipo ensayo. El Hombre en busca de sentido El mismo Frankl estuvo recluido en los campos de la muerte Nazi y, durante su estadía se dedicó a estudiar el comportamiento de los hombres en esta precaria situación. Fue así que vio la luz El hombre en busca de sentido Para resumir la historia; el libro inmediatamente se convirtió en un éxito rotundo, que transformo la visión de los campos de concentración y puso la luz sobre los daños psicológicos que sufrieron todas las víctimas del genocidio Nazi.

Argumento de: